Barcelona palau-nacional_l

Pasar unos días de vacaciones en Barcelona supone tener la oportunidad de elegir entre innumerables planes, eventos, museos, actividades… y no solo en la capital de Cataluña. A pocos kilómetros de la ciudad, se encuentran destinos interesantes para todo tipo de viajeros: desde las localidades más populares de la costa, hasta los paisajes del interior, pasando por imperdibles ciudades como Girona o Lleida. Uno de los destinos más interesantes para una excursión desde Barcelona es la ciudad de Tarrasa, ubicada a tan solo 28 kilómetros de distancia de la capital de Cataluña, en el Vallés Occidental.

Situada en las proximidades del Parque Natural de Sant Llorenç de Munt i l’Obac, la ciudad de Tarrasa debe su fama sobre todo al impresionante patrimonio modernista que posee. Tarrasa cuenta con un importante pasado industrial, ya que fue una de las principales protagonistas de la revolución industrial catalana, siendo especializada en el sector textil, y más precisamente en la industria de la lana. Hoy en día, en Tarrasa se pueden contemplar importantes testigos del pasado industrial de la ciudad: entre fábricas, almacenes y chimeneas, destaca la Bòbila Almirall, la chimenea con escalera de caracol más alta del mundo. Y el estilo modernista se puede reconocer en edificios públicos, casas y tiendas, y también fábricas y almacenes.Algunas etapas imprescindibles de un itinerario por Tarrasa son: El Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña, instalado en la antigua fábrica textil el Vapor Aymerich, Amat i Jover, de 1907; El Mercat de la Independencia, que data de 1908; La Masía Freixa (1910) y la La Casa Alegre de Sagrera. Esta última fue originalmente construida a comienzos del siglo XIX y reformada en 1911, para convertirse en una típica vivienda de la burguesía, de estilo modernista.
Además, la ciudad cuenta con un interesante patrimonio medieval, que comprende la Torre del Palau, las iglesias de Sant Pere y el Castell Cartoixa de Vallparadís. El castillo, construido en el siglo XII y convertido en cartuja en los siglos XIV-XV, alberga una exposición permanente sobre la evolución del territorio, de la ciudad y la comarca.
Organizar el viaje – No es necesario alojarse en Tarrasa, ya que se puede puede llegar fácilmente en coche o en tren desde Barcelona (FGC, línea S-1; RENFE, línea C-2 de cercanías). La amplia oferta de alojamientos de la capital de Cataluña comprende hoteles de todo tipo y también pisos: para los hoteles, algunas de las web más populares son Hoteles.com y Booking, mientras que para los apartamentos en Barcelona se pueden consultar páginas como Niumba, o incluso webs de alquileres de particulares, como HouseTrip. Quien visite Tarrasa entre marzo y abril tendrá la oportunidad de asistir a los conciertos y eventos del “Festival Internacional de Jazz Tarrasa“, el festival de jazz más prestigioso de Cataluña, que se celebra desde hace 30 años.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.