Barcelona es una ciudad tan especial que a cada paso te emociona,  encanta y conquista, a donde quiera que vayas, a su casco histórico,  a su zona moderna y de rascacielos,  a la noche catalana, al día de mercados y compras. Destino internacional de primera clase, hay que tomarse tiempo para verla y disfrutarla al máximo, lo mejor es hacerte de un alojamiento cómodo que te permita desplazarte fácilmente y eso, verla tanto como quieras.

Y alojarse en Barcelona es más fácil que nunca, si aprovechas el servicio de Oh-Barcelona, con la experiencia de mucho tiempo, se convierte en la mejor opción para que te hagas de alojamiento en la ciudad condal, ya sea un apartamento que un hostal o un hotel. Con las comodidades que quieres para vivir  mejor tus vacaciones y con los precios que se adapten a tu presupuesto y tan fácil que solo tienes que hacer click y visitar su web.

Y esa estancia especial en la capital catalana, no dejes de lado visitar los mercados, una tradición casi extinguida en algunos lugares del mundo. Dentro de los mercados tradicionales y de arraigo en Barcelona, destaca el  Mercado de San Antonio, que es uno de los más populares de la ciudad, y que se encuentra en el barrio del mismo nombre, junto al Raval. Este mercado se  construyó en 1882 y tiene una apariencia de estilo modernista. Por aquel entonces fue el primer mercado que la ciudad construyó fuera de sus murallas.

Para visitar el Mercado de San Antonio, no tienes que complicarte mucho porque está cerca de muchas líneas de transporte, entre las calles de Tamarit, Manso, Urgell y Comte Borrell. El mismo cuenta con  un mercado del libro antiguo, de  fotos y revistas antiguas, así que es normal ver por allí a los coleccionistas que se reúnen para intercambiar, toda suerte de cómics, cromos, y juegos.

Es un entorno en donde puedes disfrutar de una parada para degustar la rica cocina catalana, ya sabes que la misma es una de las más apreciadas internacionalmente. Y si visitas el mercado en los días  lunes, miércoles, viernes y sábados de 8.00 a 20.00 horas, podrás aprovechar a hacer compras en su tradicional mercado de ropa. En realidad, éste es un mercado en donde al mismo tiempo que haces compras disfrutas de la cocina catalana y de una variedad de actividades que siempre tienen lugar en el mismo.

Imagen: Vista del mercado

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.